Categorías
copywriting

¿Tu negocio aburre? Échale copy

No hay producto o servicio aburrido si sabes a quien te diriges y qué palabras utilizar. La misma pasión y emoción que sientes tú por lo que haces, debes trasladarla a tus clientes para que sepan que tú eres su mejor opción.

El mundo es cada vez más pequeño, las distancias son más cortas y la solución a nuestros problemas es más accesible.

Al mismo tiempo, como creadores de un producto o servicio, cada vez nos enfrentamos a un escenario más difícil y la competencia aumenta de forma exponencial.

El escaparate al que pueden acceder nuestros clientes potenciales podría calificarse como infinito.

Esta situación ¿nos beneficia o nos perjudica?

A simple vista, sin entrar en más detalles, podríamos pensar que, claramente, nos perjudica. Más competencia, mayor accesibilidad, descenso en las ventas, precios más bajos…

Pero, profundizando un poco, veremos que acaba siendo beneficioso, no sólo para nosotros, sino para el conjunto de la sociedad en general.

Los clientes son cada vez más exigentes, al crecer su nivel de conciencia día a día. Lo tienen más fácil para comparar, conocer y saber; ya no importa si lo que buscan está a la vuelta de la esquina o en la otra parte del mundo, lo tienen al alcance de un clic.

Es bueno porque nos obliga a esforzarnos más como productores, nos impulsa a mejorar; la competencia nos fuerza a ir más allá, a superarnos cada día, a dar una vuelta más de tuerca y querer alcanzar la excelencia.
Además, el tablero de juego se amplía. El cliente tiene más donde elegir, pero el productor también ve crecer su zona de influencia.

Lo que hago me apasiona, pero al resto de la gente le parece aburrido

Lo que haces es algo tan cotidiano y anodino que no hay nada que te distinga de la competencia; al consumidor le resulta indiferente elegir entre comprarte a ti o comprar a cualquier otro.

En este caso, lo más socorrido, y lo que la mayoría hace es invertir en publicidad.

Darte a conocer, enseñar al público tu producto o servicio, definir sus características, el proceso de fabricación, la historia de tu empresa… Viene siendo lo habitual.

Pero… ¿Qué me dirías si te propongo añadir un nuevo ingrediente? Algo que pondrá la nota diferencial, un recurso que te hará destacar frente a la competencia y que te permitirá conectar con ese cliente al que sabes que puedes ayudar pero que no sabe ni que existes. 

Ese ingrediente del que te hablo es el COPYWRITING.

¿El copywriting va más allá de la simple publicidad?

La respuesta es, sin lugar a dudas, un rotundo .

El copywriting no trata de buscar un slogan pegadizo que se quede en la memoria del público… que también; no consiste en explicar las bondades de tu producto o servicio; ni en contar los muchos años que tu familia lleva dedicándose a ésto, o hablar de la experiencia que tienes, ni de los cientos de clientes satisfechos que te compran. 

Todo lo anterior es realmente importante, pero es lo de siempre, una forma de vender que ya está obsoleta. En este momento nos movemos en un nuevo escenario marcado por la globalización y tenemos que romper moldes y atrevernos a destacar. 

¡Hagamos algo diferente! 

El copywriting busca aquellas palabras e ideas que conectan con tu cliente y consiguen que no pueda dejar de comprarte.

El objetivo final sigue siendo vender

Pero no de cualquier manera. Sin forzar, sin exagerar y sin presionar. 

Hay que cambiar las formas y adaptarnos a un sistema.

  • Identifica claramente a tu cliente ideal (o lo que es lo mismo, tu buyer persona).
  • Detecta qué problema o necesidad le ayudarás a resolver.
  • Dile cómo lo puedes solucionar.

La mejor forma de entender todo esto es con un ejemplo.

Hace poco, alguien me planteó si sería capaz de encontrar algo apasionante que decir sobre un tornillo… no lo dudé ni un instante; enseguida lo tuve claro… 😉

La mayoría de los mortales, cuando ve un tornillo sólo ve una pieza metálica que tiene como función unir dos o más elementos. Esta pieza está compuesta principalmente por tres partes: cabeza, cuello y rosca… Soporífero ¿no crees?.

Incluso un cliente que va a la ferretería solo busca “unos tornillos”.

¿Qué haría un copywriter?

Poner a trabajar la maquinaria siguiendo los tres sencillos pasos anteriores.

Paso 1: Identificar al buyer persona: El joven papá de un bebé de 10 meses que el próximo fin de semana, después de mucho tiempo, tiene planeado salir a cenar con su esposa y dejar al bebé con una niñera.

Paso 2: Detectar su problema o preocupación: Hace meses que sabe que tiene que anclar la estantería del salón a la pared. El bebé ya empieza a querer dar sus primeros pasos y no duda en apoyarse en todo lo que está al alcance de sus manitas para ayudarse. 

Sería más que probable que, en un momento de descuido de la niñera, el bebé se cogiera de la balda de la estantería para ponerse en pie, con la mala pata de que la volcara, haciendo que le cayera encima.

Paso 3: Llegados a este punto, sólo queda mostrarle los beneficios de comprar nuestro producto. A este papá, le importa poco el material con el que están fabricados los tornillos, que la longitud sea o no estándar, el tipo de rosca o que la empresa que los fabrica lleve siglos en el negocio.

¿Qué le interesa? Que el tornillo es fácil de colocar, que no va a necesitar herramientas especializadas, el soporte que proporcionará a la estantería impedirá que ésta se vuelque aunque un chimpancé trepara por ella y, por si fuera poco, cuando esté puesto el tornillo, ni se apreciará.

Este cliente, con algo tan simple como un tornillo, consigue, de una forma sencilla, la tranquilidad de disfrutar de la maravillosa velada que espera desde hace semanas; y eso es exactamente lo que debemos “venderle”.

En esto consiste el copywriting, en mostrar a tu cliente cómo con tu producto o servicio vas a dar solución a esa preocupación que le quita el sueño.

¿Puede el copywriting utilizarse en cualquier producto o servicio?

Por supuesto que sí.

Todos los productos o servicios satisfacen alguna necesidad; la clave está en identificarla claramente y en conectar con el cliente.

¿Cuál es el modo más sencillo, rápido y exitoso de que tenga lugar esa conexión? Despertando las emociones de tu cliente

Son muchos los negocios que últimamente han identificado esa necesidad de empatizar y conectar con su cliente. 

Estas últimas semanas, he observado un cambio en la estrategia publicitaria de una famosa empresa de alarmas. 

Durante los últimos años su publicidad apelaba al miedo; atemorizaban mediante sus anuncios haciendo ver al público todo lo malo que les podía pasar si no tenían contratada una alarma (que podían robarles en casa mientras dormían, o que en su bonita casa de verano podían entrar “okupas” cuando ellos no estaban, y otras desgracias similares…). 

Al describir estos temores, los hacían patentes y, de alguna forma, creaban una necesidad forzando a la gente a buscar información. 

Al final, hacían publicidad de su producto pero, de manera indirecta, también de las alarmas de la competencia. Al facilitar una información muy genérica, cualquier empresa del sector podría cubrir la necesidad del cliente.

Recientemente han cambiado su táctica. Han identificado claramente al buyer persona, y le hablan desde la cercanía, de tú a tú, mostrando el factor humano que van a encontrar si contratan su alarma con ellos. 

Ahora te cuentan que, si un intruso entra en tu casa, inmediatamente ellos llaman a la policía (como cualquier otra empresa de alarmas); pero no se quedan ahí; analizando y conociendo mejor a su cliente, han identificado otra preocupación que va más allá del mero hecho de que le puedan robar y es … 

¿Qué pasa durante esos minutos en los que están en su casa, con el posible intruso, mientras llega la ayuda?

Ese tiempo de agonía, puede hacerse eterno para la persona que lo está viviendo… 

Así que, ahora, el empleado de la empresa de alarmas, además de avisar a la policía, estará todo el tiempo al teléfono, para comprobar el estado de su cliente y acompañarlo hasta que el problema se resuelva y la seguridad haya sido restaurada de nuevo.

¿Cuál de las dos estrategias conseguirá que la empresa venda más alarmas? 

Como puedes ver, sea cual sea tu negocio, sector, público y especialidad

Seas un creador de cursos, tengas un e-commerce, vendas alarmas o seguros… 

En el copy hay sitio para todos. 

Siempre habrá un cliente con un problema o necesidad que cubrir y una solución que ofrecerle.

¿Te atreves a “echarle” copy a tu negocio?

Autora: Laura | Copywriter.

17 respuestas a «¿Tu negocio aburre? Échale copy»

Efectivamente, llegar a la consciencia del potencial cliente es casi lo mas importante.
La manera de plasmar por escrito, el beneficio que le va a reportar es la clave para que te elija a ti y no a tu competencia.

Muy ameno, y muy concreto con los ejemplos utilizados.
Buen artículo.

Le gusta a 1 persona

Guaaoo!!! Enhorabuena por este gran salto en tu empredimiento digital🥳

Sin ninguna duda, el saber explicar bien a nuestro clientes nuestros servicios y productos es algo vital en cualquier negocio para dejar todo claro desde el minuto 1.

Muchas veces pensamos cosas erróneas de las necesidades y problemas de nuestros clientes y, a través, de una buen comunicación escrita te vas dando cuenta de lo que necesitan realmente y como puedes ayudarles.

P.D. Gran profesional, mejor persona💚

Le gusta a 1 persona

¡Que interesante! En verdad toda la razón, además de todo lo que has dicho de forma global se habla del consumismo que hoy en día tenemos y es enorme

Me gusta

Responder a Copy veo | Copy quiero Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s