Categorías
Buyer Persona copywriting

El campamento de verano, o cómo hacer buen copywriting para tu negocio: primer paso.

Cómo el recuerdo de un campamento infernal, me hizo entender lo importante que es conocer a la audiencia para la que escribes.

Cuando tenía 10 años mis padres me enviaron a un campamento de verano.

Bueno, lo de “campamento” es un decir.

Se parecía más a la versión infantil de Guantánamo, que a un lugar feliz donde disfrutar del sol, la playa y los juegos con otros niños y niñas.

Verás, en teoría, iba con mi prima y con la prima de prima (sí, has leído bien. Mi prima y yo de madres hermanas, mi prima y su prima, de padres hermanos). Y digo en teoría, porque nada más llegar, nos separaron.

nunca jamás las volví a ver (dentro del campamento, quiero decir. No las secuestraron ni nada).

Y ahí estaba yo, toda sola en un barracón, con otras “taitantas” niñas desconocidas.

Que sí, que ya lo sé. Que está muy bien socializar, conocer gente y todo eso, pero es que yo…

…¡¡Iba con mi prima!!

Mis expectativas de niña de 10 años, sin duda alguna, eran otras.

Te voy a hacer un resumen rápido de mi «Guantánamo» particular, para que te hagas una idea del tormento…

❌ Nada más llegar, me separaron de mi gente y no volví a verla más

❌ Después, me mandaron a un barracón, me asignaron una cama y me quitaron todas mis cosas (la “paguica de los yayos”, las galletas que mamá y papá habían dado “por si te quedas de hambre”, el osito de peluche que mi hermana me prestó “no sea que te olvides de mí”…)

❌ Y… despojada de toda mi identidad… “¡dentro rutina!”

  • Por la mañana, «a la playa» O eso pensaba yo… Porque ir a la playa para esta gente, era cocerte en la arena. Cuando ya parecíamos un bogavante al borde de un golpe de calor, caminábamos los 15 kilómetros que nos separaban del agua y durante 5 minutos, te dejaban remojarte las plantas de los pies. Que si querías refrescarte toda entera, tenías que hacer la croqueta por la orilla.
  • Después de comer, «tiempo libre en el patio (de la cárcel, claro). ¡¡Qué maravilla!!, ¡¡¡ a jugaaaarrrr!!!… Pues no, en un patio desierto, sin apenas sombras y ni un balón ni ná, jugar iba a ser que no. Que teníamos imaginación, pero es que había que llenar muchas horas en ese patio.
  • A la tarde, «merienda y cine». ¿Qué pensabas? » ¡Ni tan mal! Nocilla, que meriendilla y después, PELIIIII», pero… No, no… tampoco. Un par de galletas María con mantequilla y «vas que chutas». Y la película, pues bueno… si con 10 años eras fan de Chaplin, entonces sí. Yo es que era (soy) más de Los Goonies, que le voy a hacer.
  • Y con esto y un bizcocho, hasta mañana a las 8. A cenar y al barracón. Y nos cerraban con llave la puerta, no fuera que te dieran ganas de huir, ¿eh? Y si te hacías pis, era tu fin.

Y más o menos, así durante 15 días.

Alguna excursioncilla (caminata mortal, más bien) y para de contar.

Más te voy a decir.

Incluso llegué a pensar que me había portado mal, y me habían mandado allí, rollo campamento militar, para enderezarme.

Hasta se lo pregunté a mis padres. Y ellos claro, chafados porque, obviamente, no era esa su intención.

La cosa es que nunca más volví a repetir en ese campamento (sí, repetí experiencia, pero en otros. Llámame loca, pero me quedaron ganas de ir a más, jajaja)

Porque, en teoría, un campamento de verano debería ser un lugar para pasarlo fenomenal, y no para sufrir cual delincuente común. ¿no crees?

Pues eso. Que alguien, al organizarlo, la cagó pero bien.

¿Sabrías decirme por qué?

¿No?

No te preocupes, yo te lo cuento.

La clave está en que “mis expectativas de niña de 10 años” no fueron satisfechas ya que, las personas que lo organizaron todo, no las tuvieron en cuenta.

Te diría que, casi con total seguridad, esa gente nunca se hizo estas dos sencillas preguntas:

  1. ¿Quién viene a nuestro campamento?
  2. ¿Qué esperan de este campamento?

Si alguien se las hubiera hecho, entonces:

  • habrían organizado actividades, torneos, juegos…
  • las películas habrían sido apropiadas
  • los paseos por la playa, divertidos

En definitiva, hubiera sido tal y como se esperaba, un recuerdo bonito.

Y esto es justo lo que podría ocurrir en tu negocio, porque si no sabes para quién escribes, difícilmente podrás cumplir con sus expectativas.

Así que, el primer paso que debes dar para escribir unos textos excelentes, que lleguen a quien deben llegar, y que emocionen a tu audiencia (en definitiva, textos con buen Copywriting) es preguntarte

“¿Quién es mi cliente?”

E invertir el tiempo necesario en responderla bien

Ya lo decía Perales en su canción…

“Y, ¿Cómo es él?

¿En qué lugar se enamoró de ti?

¿De dónde es?

¿A qué dedica el tiempo libre?”

Cuanto más sepas sobre él, más fácil te resultará conectar y hacerle sentir especial.

Espejito, espejito mágico, ¿Quién es el “Buyer Persona” más bonito del reino?

Para saber quién es esa persona, solo hay un camino posible…

I  N  V  E  S  T  I  G  A  R.

Si, has leído bien. Te tienes que convertir en Colombo.

Lo siento, no hay más.

Te toca investigar

Imagínate que eres Perales buscando al “Don Juan” que le arrebató a su amor.

Porque seamos sinceros, te puede pasar a ti. Ese “Don Juan” podría ser tu competencia, que viene a arrebatarte a tus clientes.

Tu tarea es convertirte en Colombo y saberlo todo sobre esa persona.

No escatimes en detalles y tómate tu tiempo en hacer un buen trabajo, y recuerda que cuanto más sepas sobre esa persona, más claro será tu mensaje y más cerca de su corazoncito llegarás.

Imagínatela.

Ponle nombre y apellidos, ponle cara, si hace falta.

Pregúntate:

  • ¿Cómo será su día a día?
  • ¿Tendrá hijos?
  • ¿En qué trabaja?
  • ¿Dónde vive?
  • ¿Qué le gusta hacer?
  • ¿Cuáles son sus miedos?
  • ¿Qué problemas tiene?
  • ¿Cómo le resuelve los problemas el producto o servicio que yo tengo?

Detalles, detalles y más detalles.

Porque eso es lo que te va a ayudar a escribir a esa persona en concreto.

Recuerda que si no sabes quién es, ni qué le pasa…

¿Cómo esperas poder contarle cositas interesantes?

Hablando se entiende la gente… y tú con tu cliente ideal, también.

Seguro que ahora mismo estarás pensando…

«Vale, supongamos que ya se a quién escribo, ¿Cómo le tengo que hablar para conectar con ella?»

Pues muy sencillo, hazlo de la misma manera que lo harías con un amigo o con un familiar.

Piensa en cómo te relacionas con ellos.

Hablais de temas que os interesan a ambos, de las preocupaciones que tenéis, compartís alegrías, penas, logros, cafés y cervezas… ¿sí?

Pues con tu cliente ideal, también. Háblale de lo que le interesa, de lo que le aporta en su vida, de lo que puedes hacer para mejorar su vida.

Mantén una conversación interesante.

Tu audiencia quiere que le hagas sentir como de la familia, saber que le comprendes, que compartes sus problemas y no menos importante, que tienes la solución.

Y todo ello lo debes hacer con el mismo lenguaje que tu cliente usa. Porque si no, sonarás falso y no confiará en ti.

Para ir directo a su corazón, deberás conocerle como si fuera tu mejor amigo.

Domina esto, y habrás dado el primer paso para crear textos que enganchan, que venden y que llegan a tu audiencia.

Si quieres saber cual es el segundo paso que debes dar, nos vemos en mi siguiente post.

Mientras tanto, puedes ir investigando a esa persona a la que vas a escribir.

¿Te animas?

👇👇 Te leo en los comentarios 👇👇

uxuecopy@gmail.com

10 respuestas a «El campamento de verano, o cómo hacer buen copywriting para tu negocio: primer paso.»

Investigar es un proceso largo, pero es la base de todos tus textos.
Lo neceistas para reflejar tu propuesta de valor, tu servicio y hasta para las CTA.
Ademas cualquier investigación te aporta algo «más personal» que es el aprendizaje.
Muy claramente explicado Uxue.
Gran trabajo

Le gusta a 1 persona

Exacto Mar, la investigación es la base de todo. Sin ella, nuestro trabajo estará basado en suposiciones.

Y si partes de una mala base, todo lo que se sustenta en ella, casi con total seguridad, será malo también.

En nuestro trabajo, suponer está prohibido.

Debemos trabajar sobre certezas, y eso se consigue investigando.

Gracias por tu comentario.

Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s