Categorías
copywriting

Cómo escribir una página de ventas sin utilizar fórmulas de copywriting

Las fórmulas que se utilizan en copywriting para construir una página de ventas están muy bien, nada en contra de ellas, pero no son imprescindibles ni hay que seguirlas al pie de la letra para construir una página de ventas que consiga sus objetivos.

Que sí, que la PASTOR, la AIDA y sus primas son buenas aliadas para el copywriter, pero hay un mundo más allá de las famosas fórmulas.

¿Te interesa saber de qué hablo?

No quiero que pienses que estoy incitando a la anarquía, ¡hala!, todo el mundo a romper las reglas.

No.

Lo primero que tienes que hacer para desarmar un método, es conocerlo en profundidad.

Picasso no empezó pintando el Guernica, un cuadro con gente con ojos a la virulé y manos como morcillas, su primer cuadro fue bastante más convencional.

Un niño con una paloma en las manos que tenía dos ojos normales, un cuerpo normal y hasta la paloma tenía una forma normal.

Pero el hombre un día se dijo, a tomar por saco la gente normal, voy a pintar los ojos donde me dé la gana.

Y te hablo de pintura como te podría hablar de música o literatura, hay miles de ejemplos de artistas que deciden romper las reglas después de haberlas usado hasta gastarlas.

Ya sé lo que estás pensando.

Todo esto está muy bien, pero qué hay de lo mío, cuéntame eso de las páginas de ventas sin fórmulas de copywriting.

Vale, pero antes de nada, imagino que tendrás claro lo que es una página de ventas, porque, si no, ¿de qué estamos hablando?

Qué es una página de ventas

(Si ya lo sabes, solo tienes que saltarte esta parte).

Según la plataforma hotmart, una página de ventas es aquella en la que presentas un producto, sus beneficios, características y demás argumentos para persuadir al visitante a hacer la compra, con una llamada a la acción que después de clicar te direcciona a una página de checkout, en la que se selecciona la forma de pago y se introducen los datos.

Nada que objetar a esta definición, pero falta por decir algo muy importante.

La página de ventas tiene que dirigirse a las personas que necesitan tu producto, a esas que pululan por internet y que gritan a los cuatro vientos…

«UNA SOLUCIÓN QUIERO»

Como decía aquel mítico anuncio de detergente.

Punto final.

— Vale, lo pillo, entonces sabiendo esto, ¿ya podría escribir una página de ventas?
— Paciencia, ahora te cuento.

Qué elementos debe tener una página de ventas

A ver, ya sabes lo que es una página de ventas, pero habrá que saber también qué debe tener, cómo la construyo.

Como ya te he dicho antes, lo primerito, primerito de todo es saber a quién le hablamos.

El cliente ideal

¿Cuántas veces has entrado en una página de ventas y has salido más rápido que el rayo que mata?

Y no porque el producto fuera una caca de la vaca o no estuviera bien explicado, sino porque como no tenías el problema que resolvía ese servicio, te fuiste echando leches.

Te pongo un ejemplo concreto para que no sea todo palabrería en el aire.

Imagina que descubres una tienda increíble de papelería con productos que nunca has visto en otros sitios.

En ese momento te acuerdas de tu amiga Marta, a la que le encantan las papelerías tanto como a ti, la llamas y le cuentas todo lo que has visto y al final quedas con ella para ir juntas.

No se te ocurre llamar a Carlos, que tiene menos detalles que el salpicadero de un Panda, que nunca envuelve los regalos y que el boli más chulo que ha tenido en su vida fue uno que le regalaron en la gasolinera.

A Carlos le importa un pimiento los lazos de envolver y los cuadernos chulos.

Tu página de ventas no tiene que intentar convencer a Carlos, sino tocar la fibra sensible de Marta.

Capisci?

Le vendes a quien sabes que va a comprar, no al universo entero.

— Vale, eso ya lo tengo claro, pero cómo escribo la página.
— Bien, vamos a eso.

Fórmulas de copywriting para escribir una página de ventas

— Pero este artículo iba de escribir una página de ventas sin usar fórmulas.
— Si, pero lo que te quiero contar es que no vamos a seguir una fórmula concreta para escribir la página, sino el sentido común.
— ¿Pero qué me estás contando?
— A ver, que no cunda el pánico, me explico.

Quiero que veas que ya utilizamos las fórmulas del copywriting a diario.

— Cómo voy a hacer yo eso si ni siquiera las conozco.
— No hace falta, verás.

Cómo escribir una página de ventas con sentido común

Te pongo otro ejemplo, que ya sabes que donde esté un buen ejemplo que se quiten las teorías del mundo.

La fuerza de la gravedad se entiende mucho mejor cuando imaginamos al bueno de Newton con el chichón en la cabeza por caerle la manzana, que vaya tino, por otro lado.

Supongamos que has probado una clase de RelaxFit. Me lo acabo de inventar, ¿vale?

Y le dices a tu amiga, no a Marta, a otra, ¿tendrás más amigas, no?, lo siguiente:

— ¿Te vienes a una clase de RelaxFit?
— ¿Y eso qué es?
— ¿No lo sabes?, es una mezcla la relajación y fuerza, sales de la clase como nueva.
— ¿Pero eso funciona?, seguro que es otro rollo de esos modernos que no valen para nada.
— Que no mujer, que funciona, mira que músculos tengo.
— Porque irás todos los días, pero yo no tengo tiempo.
— Que va, solo voy dos veces en semana y he empezado este mes.
— Pero seguro que te entran tirones en la espalda, que eso del fit…
— A mí me ha quitado el dolor de espalda que siempre tenía.
— ¿Sí?
— Ya te digo, vente un día y la pruebas y si no te gusta pues lo dejas.
— ¿Y no me van a decir nada si aparezco allí contigo?
— Que va, ningún problema.
— Bueno, venga.
— ¿Quedamos el jueves?
— Ok.

Y ahora vamos a analizar esta conversación que has podido tener perfectamente en algún momento de tu vida y que es una página de ventas en toda regla.

Verás.

👉 [Propuesta de valor] Habla de un producto nuevo.

👉 [Mecanismo] Explica en qué consiste su diferencia.

👉 [Beneficios] Cuenta los dolores que te quita y los músculos que ganas.

👉 [Garantía] Dice que no pasa nada si pruebas una clase.

👉 [Testimonio] Hay una demostración de los beneficios de las clases.

👉 [Llamada a la acción] Se termina la conversación invitando a quedar.

Como ves, en una simple conversación entre amigas, han aparecido un montón de elementos que puedes encontrar en las fórmulas más conocidas del copywriting.

Podrías haber seguido sacando argumentos de debajo de las piedras para convencer a tu amiga, porque cuando quieres ayudar a alguien intentas resolver todas sus dudas.

Las fórmulas del copywriting te ayudan a simular una conversación real, esa conversación interna que tiene cada persona antes de realizar una compra.

No todas las conversaciones serán iguales, dependerán de muchos factores como el tipo de producto, el precio o el problema que soluciona.

Si quieres que tu amiga vaya contigo al cine a ver una peli, con pocas palabras la podrás convencer, no va a tomar la decisión de su vida y si no le gusta la película no le habrás destrozado la vida.

Pero si quieres convencerla de que se compre una casa, la cosa no será tan fácil, va a pensar en cómo afectará a su familia, al trabajo, a su estilo de vida, si podrá pagarla y un sin fin de cosas más que tendrá que valorar.

No te compras una casa de la noche a la mañana.

Y te digo una cosa, si tu amiga no tiene ya el run run de querer cambiarse de casa, ya puedes pedalear que la mujer no va a mover ni un dedo.

Así que, ya sabes, antes de ponerte delante del ordenador a escribir tu página de ventas, piensa:

✅ A quién le voy a contar la historia.
✅ Qué preguntas se hará.
✅ Qué miedos y objeciones tendrá.
✅ Cómo resuelvo su problema.

Y listo.

Ya solo te queda darle a las teclas.

Autora: Sensi | Copywriter con sentido común.

6 respuestas a «Cómo escribir una página de ventas sin utilizar fórmulas de copywriting»

Efectivamente Sensi, de manera consciente buscamos la solucion a nuestro problema.
Pero si sabemos responder a los miedos y mostrar los beneficios, habremos llegado al punto de conciencia donde el usuario decide que somos SU solucion.

Y eso lo hacemos todos los dias en nuestra vida diaria.
¿o tu no le dices a tus hijos? Cómete las acelgas que ya veras que fuerte te haces….jajjajaja

Me gusta

Que hagamos algo de manera natural no quiere decir que cualquiera pueda escribir y vaya a sonar natural, pero el sentido común es un buen aliado y hay que tenerlo en cuenta.

No sé yo si los hijos son capaces de ver los mismos beneficios en las acelgas que nosotras. 😀

Me gusta

¡Di que sí, Sensi!
Un post maravillosamente ilustrado con ejemplos muy simples y reconocibles.
Aunque… identificar los elementos necesarios para redactar una página de ventas puede que no resulte tan simple para todo el mundo….. (con o sin fórmulas).
¡Pero para eso estamos los copys!

Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s